Para poder aplicar un pavimento de resina es necesario preparar el suelo o soporte sobre el que se va a aplicar.

Hay tres clases de forma de prepararlo:

  • Por diamantado – con una máquina que va diamantando el suelo con el objetivo de eliminar toda la contaminación existente y abrir poros.
  • Fresado – Método especialmente recomendado cuando el soporte esta muy deteriorado.
  • Granallado – El sistema por excelencia, en donde se utiliza la mejor máquina, con excelentes prestaciones gracias a sus bolas de acero.

¿Tienes dudas?

Estamos para resolverlas y ampliar cualquier otra información que desees